Costa Sorrentina: mucho más que Sorrento - Mokaparados
597
post-template-default,single,single-post,postid-597,single-format-standard,cookies-not-set,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode_grid_1300,qode-content-sidebar-responsive,qode-theme-ver-16.7,qode-theme-bridge,wpb-js-composer js-comp-ver-5.5.2,vc_responsive

Costa Sorrentina: mucho más que Sorrento

Sorrento en napolitano se pronuncia “Surrient” y es una ciudad que inspiró muchísimas canciones. Sin embargo no es la única joya y fuente de inspiración de la Costa Sorrentina. Van a  encontrar varios lugares para visitar y  mil cosas para hacer. Acá les cuento algunas.

Cuando lleguen a Sorrento vayan caminando en dirección a la Villa Comunale y asómense a la terraza a disfrutar de la vista. Los atardeceres son increíbles, desde cualquier punto de la ciudad. Desde allí pueden tomar un ascensor que los baje a la Marina Piccola, dónde hay restaurantes y salen ferrys al resto de los destinos turísticos.

Playa Bagni della Regina Giovanna

En cualquier restaurante de la Costa Sorrentina es menester que prueben los Gnocchi alla Sorrentina. Yo sólo siento pasión por los ñoquis, el resto de la pasta me parece todo lo mismo (sí, ya sé, cuelgueme en la plaza señor). Los ñoquis en Italia son otra historia, más suaves, y estos: un poema.

Dentro de la Villa está el Chiostro di San Francesco, es un claustro del 1300 con un hermoso jardín interno. Caminen por las callecitas del centro histórico, están colmadas de negocios y restaurantes.

En el centro de la ciudad está Piazza Tasso con sus míticos bares: El Fauno y Bar Ercolano. Desayunar o tomar un aperitivo en esta plaza es un clásico tanto turístico como local. La heladería Raki es mi preferida, hace unos helados con combinaciones exquisitas, pero por alguna razón todos los turistas van a la heladería Primavera (yo igual les cuento).

Apenas retirado de Piazza Tasso se encuentra el Vallone dei Mulini, un viejo molino construido hace siglos en un valle. Hoy está dentro de una fisura subterránea en las calles de Sorrento.

Vallone dei Mulini

Vía Corso Italia es la calle para hacer shopping también sobre esta calle está el Duomo de Sorrento, la Catedral de San Filippo y Giacomo.

El casco histórico de Sorrento

En Vía S. Cesareo, la vía del casco histórico, están los negocios para comprar souvenirs. Todo lo que se imaginen se vende acá. Las carteras tienen mejores precios que en Firenze y que en Roma. En esta callecita van a encontrar el Sedil Dominova. Originalmente fue el lugar de reunión de las familias de la nobleza sorrentina de occidente. Tuvo que ser construido en el siglo XIV como alternativa al otro lugar de reunión del resto de la nobleza de Sorrento, para evitar las disputas ¡Las familias de esta ciudad estaban enfrentadas a muerte!

Via San Cesareo en el casco histórico de Sorrento

Vico Equense, destino gastronómico

Vico Equense tiene la Cattedrale dell’Annunziata, casco histórico y una gastronomía exuberante. Más de 25 pizzerías (entre ellas Pizza a Metro, que patentó la venta a metro de la pizza), 6 restaurantes incluídos en la Guía Michelin y una heladería, Gabriele, entre las 10 mejores de Italia (el mejor pistacchio).

Vico Equense

Massa Lubrense

En Massa Lubrense hay lindísimas playas. Les recomiendo ir a ver los atardeceres de L’Annunziata, es un pueblito que alberga un antiguo convento. También está la casa de la familia Rossi. Lugar desde el que Gioacchino Murat dirigió la batalla que reconquistó Capri de los ingleses (Rey de Nápoles desde 1808 a 1815)

Agroturismo en la Costa Sorrentina

Otra de las posibilidades que ofrece la Costa Sorrentina es el “Agroturismo”. Pueden visitar e incluso alojarse en quintas, participar de las cosechas, probar platos típicos con productos frescos cultivados en la huerta, realizar degustaciones de vino local y hasta tomar clases de cocina.

Limones de la Costa Sorrentina

Si querés visitar las playas de la Costa Sorrentina: Playas de la Costa Sorrentina: una guía completa

No Comments

Post A Comment