Raras costumbres italianas - Mokaparados
6065
post-template-default,single,single-post,postid-6065,single-format-standard,cookies-not-set,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode_grid_1300,qode-content-sidebar-responsive,qode-theme-ver-16.7,qode-theme-bridge,wpb-js-composer js-comp-ver-5.5.2,vc_responsive

Raras costumbres italianas

Los argentinos y los italianos nos parecemos mucho, o así nos gusta pensar. ¿Quién en Argentina no tiene un familiar o un pariente lejano italiano? Abuelos que te quieren alimentar sin parar, que se levantan los domingos para amasar la pasta, que conocen toda la programación de la RAI y siempre tienen una anécdota de la guerra o de la posguerra.  ¿Cuántos bonaerenses llevamos esa cadencia al hablar tan extrañamente napolitana? O custodiamos ese secreto heredado para hacer la mejor pizza, el más tierno ragú o el más sabroso risotto. No obstante estas similitudes me hayan facilitado muchísimo la adaptación a Italia, hay algunas cosas de este país que todavía me resultan peculiares. Probablemente no las conozcan, se las cuento en este post:

1- Historia de Italia

Italia, como república, es más joven incluso que la Argentina. Fue una Monarquía hasta Junio de 1946, un poco más de un año después de que el pueblo antifascista derrotara a los nazis, los expulsara y fusilara a Mussolini (líder del Partido Nacional Fascista y Primer Ministro). Casi cien años antes (1861), Italia se convertía en un Reino Unificado, hasta entonces había sido un conjunto de reinos independientes con costumbres y lenguas diferentes, el porqué de tantas tradiciones y dialectos en tan pequeña extensión geográfica.

2- Dialectos en Italia

En Italia se hablan más de 20 dialectos además de la lengua oficial que es el italiano. No siendo reconocidos como lenguas oficiales se hablan sólo en la calle pero en algunas regiones son más utilizados que la lengua oficial. ¿Les pasó de visitar Italia creyendo entender el italiano y frustrarse al no poder descifrar una palabra? Ya tienen el porqué.

3- Comida en Italia: más de lo que imaginaba

No es la primera vez que les cuento que quedé sumamente sorprendida por la obsesión que existe con la comida en el sur de Italia. Si tuviera que ponerlo en números diría que un 70% de las conversaciones que presencio son sobre comida. A veces sobre la calidad de los productos y su proveniencia, otras sobre las recetas y muchas sobre restaurantes. Una de las preguntas más normales en el sur de Italia es “Qué comiste al mediodía” ¿Se imaginan cruzar a un vecino en el ascensor y preguntarle sobre su almuerzo? Sería seguramente más interesante que hablar del clima. Otra cuestión curiosa sobre la comida, y quizás la raíz de todo, es que en la mayoría de las casas se come siempre lo mismo pero va variando según la estación. Creo que es uno de los motivos por los cuales son tan minuciosos a la hora de cocinar y tan críticos a la hora de comer. En este post les cuento más sobre esta costumbre: Socializar en Italia: hablar de comida todo el tiempo

4- Onomástico: el festejo del nombre

Para quienes no lo sepan (como yo) el onomástico es la costumbre católica de festejar a todas las personas cuyo nombre coincide con el santo del día en el calendario litúrgico. De ese modo, si te llamas Ana, el día de Santa Ana es un día en que serás honorada vos también. No tuve formación católica ni tampoco parientes muy católicos en mi familia así que no conocía esta práctica  en absoluto. Me comentaron muchas personas en Argentina que sus abuelos o abuelas solían llamarlas para saludarlas el día de su santo, como una costumbre antigua. Yo no sólo la desconocía, si no que la primera vez que me invitaron al festejo de un onomástico en Italia creí que era una broma. Pero no lo era, y me di cuenta cuando todos se presentaron bien vestidos, con sus regalitos y cantando Tanti auguri. Acá es muy importante el onomástico y la gente mayor, por ejemplo, lo festeja a veces más que el propio cumpleaños.

5- Tómbola de navidad

Los días previos y posteriores a la Navidad, se acostumbra reunirse en las casas a jugar juegos de cartas. Es una costumbre típica de navidad y dura sólo en ese período. Obviamente dinero y mucha comida de por medio.

6- Los italianos son psicosomáticos

Las siguientes cuestiones acarrean peligro de muerte según las madres italianas y, en consecuencia, según todos o casi todos los italianos: las corrientes de aire (jamás sentarse cerca de una ventana), transpirar, transpirar y encontrar una corriente de aire (combo mortal), no secarse el pelo, no cambiarse el traje de baño mojado, saltear una comida, la lista podría seguir.  Habiendo consultado a un italiano “Qué consideras que es lo más peligroso para una madre italiana” su respuesta fue: TODO. Las soluciones a estas enfermedades psicosomáticas son siempre las mismas: ABRIGO, COMER, SOL y BAÑO DE MAR, nada mal ¿no?

7- Maglietta della salute

Esto está relacionado con el punto anterior. Es la remera que usan, sobre todos los hombres debajo de la camisa. La típica musculosa blanca se llama “Cannottiera” o “remera de la salud” y  tiene la función de absorber la transpiración para preservar la salud, por supuesto (por si creían que tenías fines estéticos). La usan incluso en días de mucho calor. Cuando un hombre italiano alcanza la adultez  se despoja de esta remera,  rebelándose a las imposiciones de su madre. Si esto no sucede, el hombre continúa siendo un Mammone para toda la vida. Así que ya saben, si conocen un italiano adulto y descubren que lleva esta remera… yo les avisé.

8- Aperitivo

La costumbre de tomar un bitter alcohólico y picar algunas cositas a eso de las 6 o 7 de la tarde y también a las 11 o 12 del mediodía es una de las costumbres que más me gustan. Claro que en el sur de Italia exageran. Si piden una cerveza o Aperol Spritz, no importa la hora, sepan que vendrán acompañados de pizzetas, mini calzones,  papás fritas, maní, pistacchio, taralli, etc.

9- Ferragosto

Se utiliza esta palabra para denominar dos cuestiones relacionadas entre sí. El 15 de agosto, día festivo en el calendario italiano, y el mes de agosto, mes en el que la mayor parte de la gente no trabaja porque las empresas cierran. Parece que el cerrar durante el mes de agosto es una costumbre que impuso la empresa FIAT, costumbre que se expandió al resto de las compañías proveedoras. Hoy en día casi todas las empresas cierran en agosto. Los italianos gozan de dichos días más los días previstos por la ley para vacacionar. ¿Quién no quiere transferirse a Italia?

10- Nipote

En italiano se utiliza la misma palabra para decir nieto/a que para decir sobrino/a, o sobrino/a nieto/a. Esto me gusta en particular, es como si una vez que se es familia, se es familia, no importa la relación exacta.

11- Llamar a los bebés con los nombres de los abuelos

Al menos en esta zona todavía se mantiene la tradición de llamar a la primera hija mujer con el nombre de la abuela paterna y a la segunda con el nombre de la abuela materna. Al primer hijo varón con el nombre del abuelo paterno y al segundo con el nombre del abuelo materno. Por esto es muy común que entre primos se repitan todos los nombres. En una reunión familiar todo se torna un poco confuso.

12- A la napolitana: a bailar y…a comer

Los italianos acompañan el consumo de alcohol con unas buenas cantidades de comida y las discotecas no son la excepción. Una noche de verano, una de mis primeras noches en Italia, me encontré con que la gente en una discoteca no sólo hacía la fila para pedir su Gin Tonic, también la hacía para recibir su ración de pasta con porotos. Una prueba de que las prioridades no se dejan nunca en casa, yo les doy un sobresaliente por la creatividad.

13- Señor o señora que opina sobre tu peso

La señora que debate en tu cara, impunemente, sobre tu peso es un clásico de esta zona. No existe la privacidad porque no existen tabús con la alimentación. Que alguien, sin conocerte, te diga que estás gordo o flaco entra dentro de los parámetros de la normalidad. Esto sí que es una costumbre estrictamente del sur de Italia.

14- Caffé y Caffé Sospesso

El café en Napoli no es una infusión, es un ritual. Explicar lo que representa para los napolitanos tomar un café requiere, al igual que el mate, referirse a una serie de simbolismos y tradiciones que van mucho más allá del beber. El mendigo en Napoli mendiga “para el café”, justamente porque un café no se le niega a nadie. Una prueba de esto es el “Caffé Sospesso”, costumbre de dejar uno pago en el bar para quien no puede pagarlo. Volviendo al ritual, se toma parado, primero se bebe el agua para “limpiar la boca”, después se toma el café que debe ser corto y muy fuerte, si no es Acqua sporca.

¿Conocían ya alguna de estas costumbres? Acá les cuento como me adapte a la más importante de todas Pasta y comida italiana: como se apoderaron de mí

No Comments

Post A Comment